Una vuelta de tuerca a los contenedores de la mano de Microsoft

Las tecnologías de contenerización suponen una gran disrupción en la forma que estamos acostumbrados a trabajar tanto en el mundo del desarrollo como de la infraestructura.

Los grandes actores del panorama tecnológico están tomando posiciones; lo hemos podido ver la semana pasada con Google Ventures invirtiendo doce millones de dólares en CoreOS, una distribución minimalista de Linux enfocada a la ejecución de aplicaciones contenerizadas en los grandes datacenters. También con Microsoft y su acuerdo de colaboración con Docker, uno de los principales jugadores en el mundo actual de contenedores con más de 100 millones de contenedores de Docker descargados y más de 70.000 aplicaciones dockerizadas. Tenemos también a Red Hat colaborando activamente con Project Atomic para crear un standar de contenerización en el mundo open source o VMware facilitando la integración de sus herramientas y plataforma con estas nuevas tecnologías.

Sin embargo, de todos ellos, creo que Microsoft es el que se puede encontrar en una posición más ventajosa a día de hoy. Comparado con los anteriores, es el único que tiene su propio sistema operativo de servidor, Windows Server;  su propia plataforma de virtualización, Hyper-V; y su propia solución de cloud computing, Microsoft Azure.

Este ecosistema permite por ejemplo que todo lo que aprende desplegando y gestionando un servicio de cloud con cientos de miles de servidores pueda reinvertilo en mejorar y construir productos adecuados a las necesidades de sus usuarios. Mientras tanto, el resto de jugadores tienen que buscar en terceros esas “patas” de conocimiento que les faltan.

Gracias a lo anterior, es aquí donde pienso que una vez más Microsoft ha dado una vuelta de tuerca a una tecnología, en este caso: los contenedores.

Continue reading Una vuelta de tuerca a los contenedores de la mano de Microsoft